Suscribete usando RSS

Escribe tu email

jueves, 9 de enero de 2014

Partes necesarias para armar una PC (computadora)

ALEX DUVE

Sistema operativo

Tu elección de sistema operativo es importante, ya que esto puede limitar el hardware que puedes usar. Un sistema operativo Windows de 64 bits ofrece mejores características de seguridad y te permitirá utilizar más RAM en tu computadora que un sistema operativo de 32 bits.

CPU


Aunque la mayoría de los juegos se ejecutan bien sobre una CPU (central processing unit - unidad de procesamiento central) de doble núcleo, los procesadores con cuatro o más núcleos son lo suficientemente asequibles para la mayoría de los usuarios y te brindan longevidad adicional. El Core i5 de Intel y las series superiores de cuatro núcleos son una buena opción para un equipo dedicado a los juegos en 2011, y la serie Phenom de AMD ofrece seis núcleos por un valor similar.

Placa madre y sonido

Aunque instalar una tarjeta de sonido dedicada te dará un ligero incremento en el rendimiento, los chipsets de sonido integrados en la mayoría de las placas madres son suficiente para propósitos de juego y no exigirán demasiado a un sistema de múltiples núcleos. Busca un chipset que brinde el menos ocho canales para obtener los mejores efectos envolventes.

Memoria

Cuando se trata de jugar, más RAM siempre es mejor, y escoger un sistema de 64 bits te permitirá usar más de 4 GB. La instalación de al menos 8 GB debería brindar potencia más que suficiente para tus necesidades.

Gráficas

La elección de una tarjeta de video puede definir el éxito o el fracaso de un sistema para juegos. AMD y Nvidia producen chipsets gráficos de calidad, y las tarjetas basadas en sus diseños están disponibles desde muchos fabricantes. Como regla básica, las tarjetas dentro del rango de US$175 hasta US$250 suelen ser una buena mezcla de calidad y rendimiento, y durarán uno o dos años antes de quedar obsoletas. Mientras más RAM tenga una tarjeta, mejor gestionará los juegos de alta resolución y los efectos visuales. Ciertas placas madres ofrecen la capacidad para instalar dos tarjetas de video con el fin de obtener potencia adicional, pero una tarjeta individual de calidad debería ser suficiente en la mayoría de circunstancias.

Monitor

Al comprar un monitor, busca un bajo tiempo de respuesta, por debajo de los 5 milisegundos. Esto minimizará las anomalías gráficas al ejecutar juegos exigentes. Las pantallas LCD de 25 pulgadas (63,5 centímetros) y más te brindarán un excelente campo visual para los juegos modernos.

Unidades


Si tu presupuesto te lo permite, una unidad SSD (solid-state drive - unidad de estado sólido) incrementará enormemente la velocidad de tu sistema. Sin embargo, las SSD son limitadas en tamaño, por lo que tu mejor apuesta es una unidad SSD para tu sistema y juegos y una unidad SATA de mayor tamaño para el almacenamiento de archivos.

Fuente de alimentación


Todos estos componentes de gama alta requieren mucha energía para funcionar. Si estás instalando una tarjeta de video, una fuente de alimentación de 500 watts debería ser suficiente para tus necesidades, pero es posible que desees optar por una unidad más potente si escoges una configuración de dos tarjetas.

Gabinete y refrigeración


Las computadoras y procesadores gráficos potentes producen una gran cantidad de calor. Aunque tu CPU y tu GPU tendrán sus propios ventiladores, escoger un gabinete con buen flujo de aire y algunos ventiladores extractores puede ayudar a mantener el equipo funcionando fresco incluso bajo carga.

Periféricos


Los dispositivos de entrada en gran parte son una elección personal, pero deberías buscar un equilibrio entre precisión, rendimiento y comodidad ergonómica. Un ratón para juegos extremadamente preciso no será bueno si provoca dolor y adormecimiento en tu muñeca después de unos minutos de uso.

ALEX DUVE / Autor & Editor

Blogger y amante de la educación. AlexDuve por una educación integral

Coprights @ 2016, AlexDuve Editado | Por AlexDuve