Suscribete usando RSS

Escribe tu email

jueves, 4 de octubre de 2012

Reformas educativas en América Latina

ALEX DUVE

Las reformas educativas de América Latina en el siglo XXI se debaten entre el desgaste, la indiferencia y el no saber cómo profundizar sus logros más positivos. O las esperanzas que cualquier padre de familia ánima, tratando de ver a sus hijos convertidos en ciudadanos educados y profesionales exitosos, se asemeja mucho al sueño de varios países por construir distintos núcleos generadores de talentos.

El capital educativo impulsa el crecimiento económico. Las políticas educativas llegaron a transformarse en los aceleradores de cambio, además de ser un área de intervención muy proclive a reaccionar favorablemente a los cambios tecnológicos del siglo XXI, pues el uso intensivo de recursos informáticos vía Internet, facilita una serie de procesos de aprendizaje, optimizando las aptitudes de estudiantes y maestros.

La educación es un baluarte estratégico en las estructuras culturales donde los productos educativos mostrarán resultados concretos.

El problema central radica en que diferentes gobiernos consideran a la educación como un patrimonio subordinado a otros objetivos políticos, sin embargo, en una época de revoluciones tecnológicas y sistemas globales de información, el capital educativo es un recurso para articular expectativas, diseñar planes de futuro, atenuar conflictos explosivos y colocar las bases que viabilicen el cambio progresivo en las instituciones y algunos procesos sociales.

Las reformas educativas del siglo XXI en América Latina deben identificar a los maestros como gestores de talentos, capaces de amalgamar la tecnología de Internet en las aulas, la tolerancia ideológico-teórica y el estímulo de una conciencia de autolimitaciones para explotar lo mejor de los estudiantes, pero transmitiendo un sentido de humildad y mesura en sus comportamientos, experiencias y ánimos creativos para mirar el futuro.

Un modelo de gestión de talentos requiere clarificar, urgentemente, cuatro escenarios de implementación:

1)      La modificación de los contenidos mínimos en el currículo vigente.
2)      El rediseño organizacional de los Servicios de Educación.
3)      La articulación de consensos entre los Ministerios de Educación, sindicatos de maestros y estructuras institucionales descentralizadas.
4)      La construcción de un nuevo paradigma educativo, tomando en cuenta los siguientes ejes de reflexión:

·         Una teoría educativa que no privilegie solamente la ciencia positivista, la racionalidad, objetividad y la búsqueda de una verdad única.
·         El nuevo modelo pedagógico tiene que aceptar el uso de categorías interpretativas por parte de los docentes.
·         La teoría educativa del nuevo modelo pedagógico debe ser una construcción colectiva.
·         La nueva teoría educativa debe identificar cuáles son los aspectos del orden social y político en América Latina.

Las reformas educativas necesitan la ejecución de un proceso de mejora continua (que no tiene fin) que satisface las necesidades y expectativas razonables de una sociedad.

Bajo esta consideración, el concepto de educación cambia, pues ya no se habla de una educación tradicional orientada hacia la transmisión memorística de conocimientos, sin importar que éstos sean empleados productivamente; más bien se trata de que la transmisión de conocimientos sea aprovechada para crear, innovar, inventar, modificar el comportamiento humano hacia tolerancia, colaboración e inspiración permanente.

La calidad educativa, bajo el concepto de calidad total o mejoramiento continuo, debe apuntar a una transformación en dos niveles: a) a nivel individual, por medio de un cambio de actitud que permita la autovaloración, capacidad de decisión y autoconocimiento; b) a nivel grupal, a través de un cambio de actitud propositivo respecto de la convivencia grupal, solidaridad, cooperación y conservación del medio ambiente. La solidez de estos aspectos se traduce en competitividad y excelencia, necesarios para lograr desarrollo económico y bienestar social.

El alcance de una educación con excelencia será la visión que rondará el empleo de una gestión con calidad en todo el proceso de transformación que requiere un país. En el ámbito mundial, existen tres grandes tipos de estándares educativos que guardan estrecha relación entre sí:

1)      Estándares de contenido o curriculares.
2)      Estándares de desempeño.
3)      Estándares de oportunidad para aprender o transferencia escolar.

ALEX DUVE / Autor & Editor

Blogger y amante de la educación. AlexDuve por una educación integral

Coprights @ 2016, AlexDuve Editado | Por AlexDuve